La importancia del contenido.

Hoy día cada vez son más las empresas que se lanzan a transmitir sus mensajes a través de la web, que interactúan directamente con sus compradores.

A pesar de ello son muchas aún las que temen abandonar su inversión en marketing tradicional (televisión, prensa, radio…) para invertir en los nuevos medios on line y redes sociales, pero los datos están ahí; cada vez son más los consumidores que buscan una respuesta en la red, y por ello las empresas deben estar ahí esperando a que sus compradores se acerquen.

En la web no importa el tamaño de la empresa, ya que éstas se miden y cobran importancia y credibilidad gracias al contenido que muestran en sus páginas webs, en blogs, en redes sociales, etc..

Un error muy común es que las empresas lanzan mensajes dirigidos a un público ‘general’ y no se paran a pensar en lo que buscan sus potenciales clientes, no segmentan la información que lanzan.

Antes de diseñar el contenido que vamos a enviar debemos estudiar en profundidad a quién queremos dirigirnos, qué tipo de persona y/o empresa es nuestra audiencia. El éxito depende de que entendamos a nuestros compradores y de que establezcamos una estrategia de contenido que nos acerque a ellos; debemos centrarnos en nuestros compradores y en sus problemas, y evitar el contenido egocéntrico de nuestros productos y servicios.

Antes de lanzar cualquier contenido a la web debemos hacernos una serie de preguntas:

¿Quiénes son nuestros compradores? ¿Cómo llego a ellos? ¿Qué les motiva? ¿Qué problemas puedo solucionarles? ¿Cómo puedo entretenerlos e informarles a la vez? ¿Qué contenido les impulsará a comprar?

Una web no debe convertirse nunca en un gran panfleto de la empresa, debe aportar valor y explicar las cosas de forma sencilla, de manera que sea asequible a todo tipo de personas.

Una web bien diseñada es capaz de guiar al visitante a través de todo el ciclo de ventas hasta llegar al punto en el que están listos para realizar la compra.

Anuncios

Marketing Digital, Redes Sociales y Web 2.0

Continúo con mi serie de posts sobre la formación que estoy realizando.

Si en mi anterior post, os hablada de las antiguas normas del Marketing y de las Relaciones Públicas, hoy hablaré de todo lo contrario.

Parece ser que hay un tal ‘Chris Anderson‘ que ha desarrollado el concepto de la larga cola, que viene a decir algo así como que nuestra cultura y economía está pasando de estar centrada en un número pequeño de ‘éxitos’ (productos y mercados de amplia aceptación) en la cima de la curva de demana, a dedicarse a una enorme cantidad de nichos especializados en la cola.

 

 

Según Anderson, ahora existen dos mercados:

1. El mercado de masas: centrado en el alto rendimiento de pocos productos y que según Chris Anderson ya se está quedando atrás.

2. El nicho de mercados : se basa en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que pueden igualar o superar al primero.

Ambos mercados son los que se encuentran representados en el gráfico de The Long Tail, son la cabeza y la cola del gráfico, respectivamente.

Algunos de los negocios con más éxito de Internet sacan partido de la larga cola para servir y satisfacer la demanda de clientes que solicitan productos que no se encuentran en los comercios físicos tradicionales. En lugar de un sitio Web que se adecue a todos con un mensaje dirigido a una mayoría, debemos crear muchos micrositios distintos, dirigidos a una audiencia más pequeña.

Para llegar a nuestro publico no debemos centrarnos en notas de prensa generales, debemos escribir noticias que destaquen nuestras ideas e historias, y distribuirlas para que lleguen a nuestros compradores a través de los motores de búsqueda.

Debemos entender las palabras clave y las frases que usan los compradores, y a continuación crear micro campañas capaces de atraer a los consumidores a nuestras páginas Web repletas del contenido que buscan.

Todos los negocios cuentan con información que otros necesitan para su trabajo, debemos tener vista para que esa información sea accesible por todos.

Las empresas que tienen la información y que la comparten tendrán el poder, somos lo que compartimos.

Marketing Digital, Redes Sociales y Web 2.0

Técnico Superior en Marketing Digital, Redes Sociales y Web 2.0,  es el nombre del curso que actualmente estoy realizando a distancia.

Tal y como comenté en mi primer post, llegué al mundo del marketing y el 2.0, de forma casual, sin conocimientos ‘oficiales’ al respecto, y creo ya es hora de comenzar a estudiar y confirmar algunos de los conceptos que he ido asimilando con mi experiencia en este tiempo.

Realmente, hace años que terminé los estudios, y me cuesta bastante volver a coger los libros, por lo tanto me he propuesto que todo aquello que vaya aprendiendo, todo aquello que me parezca de interés… lo iré plasmando en este ‘mi’ blog a modo de resumen.

Es curioso ver cómo de rápido ha ido cambiando todo esto del marketing, desde la aparición de las redes sociales. Aunque si he de ser sincera, en mi caso no he notado ninguna diferencia.. puesto que mi trabajo comenzó precisamente gracias al 2.0 y nunca he tenido que utilizar las anteriores normas.

Comienzo por el primer tema, las antiguas normas del marketing y las relaciones públicas.

Hace algunos años, antes de existir la Web, las empresas sólo podían llegar a sus posibles compradores a través de anuncios caros que funcionan para productos con gran audiencia y amplia distribución, o bien obteniendo buenas críticas por parte de los medios de comunicación

Tradicionalmente, la publicidad se ha basado en captar la atención de los clientes potenciales interrumpiendo lo que están haciendo,  con la web, esto cambia. El marketing proporciona aquí un contenido útil, justo en el momento en que lo necesita el comprador.

Las antiguas normas del Marketing nos indicaban, entre otros aspectos:

  • Que el Marketing simplemente era publicidad, y ésta, a su vez, era unidireccional: de empresa a consumidor.
  • Que los anuncios tenían la función de atraer las masas, interrumpiendo a las personas para captar su atención al mensaje.
  • La publicidad y las relaciones públicas, eran disciplinas independientes, que las ejercían personas con objetivos, estrategias y criterios diferentes.

Las antiguas normas de las relaciones públicas nos decían:

  • Que las notas de prensa eran el único medio por el cual las empresas se ponían en contacto con un reducido número de periodistas y redactores.
  • Que la única forma que tenían los compradores de conocer el contenido de la nota de prensa era si los medios escribían sobre ello.

Con la llegada de la web, debemos ignorar estas viejas normas del juego, ya que ésta nos brinda la oportunidad de captar compradores de productos nicho, de forma directa, con un coste ínfimo.

Es frecuente observar que algunos profesionales del marketing y de las relaciones públicas se niegan a cambiar de hábitos, puesto que estas ideas les incomodan y se resisten al nuevo mundo donde el acceso es de forma directa.

 

¿Y vosotros separáis vuestra vida personal, de vuestro trabajo como CM?

Muchas veces me pregunto,¿cómo lograr separar mi vida personal de mi vida como CM donde represento a la empresa en la que trabajo?

No sé si os habrá sucedido a vosotros, pero alguna vez, me han dicho, ‘.. oye como administrador de la fan page  de la empresa…. no es conveniente que tengas en tu perfil la foto de fulanito… porque estás asociando esa imagen con la empresa y a su vez dándole mala imagen…‘, lo cual me hace pensar y dudar muchísimo de lo que debo o no decir u opinar en las redes sociales.

Mi primer paso en el 2.0, como casi todo mortal, fué crearme un perfil personal en Facebook.

Cuando me dijeron (después de insistir un poco… ) que la empresa debía tener presencia en las redes sociales, me planteé crear dos perfiles independientes, uno donde estaría como administradora de la fan page de la empresa y otro donde simplemente sería yo, con mis gustos y particularidades, con mis amistades y enemistades..

Pero el transcurso del tiempo me ha llevado a la  conclusión de que es casi imposible separar ambos aspectos de mi vida, ya que las nuevas personas que voy conociendo con motivo de mi trabajo, terminan convirtiéndose en nuevos amigos, con los cuales interactúo y donde va saliendo mi yo personal.. no aquel que piensa en el beneficio de la empresa.

Realmente no soy consciente que lo que pueda decir en este mundo 2.0 puede afectar directamente a la empresa donde trabajo y peor aún, no sé cómo evitar meter la pata y hacer algún desastre.

Es una gran responsabilidad que no sé si todos sabemos que tenemos..

¿Y vosotros separáis vuestra vida personal, de vuestro trabajo como CM?

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Comenzamos… mis vivencias 2.0 y más

Vamos a ser sincera desde un principio…

Estoy comenzando a escribir en este blog, pero aún no tengo muy claro qué es lo que voy a publicar, ni sobre qué tema; supongo que escribiré de todo un poco, puesto que eso es exactamente lo que hago en mi vida personal y profesional, de todo un poco.

Comencemos por el principio, bueno, si comienzo desde mis principios tengo que remontarme muchos años… así que empezaré a contar un poco desde mis comienzos en la empresa en la cual trabajo ahora y que me ha dado la oportunidad de adentrarme en el 2.0.

Hace algo más de 11 años, estando en el paro, por esas casualidades de la vida (porque no estaba buscando empleo activamente) encontré en un periódico una oferta de trabajo de una empresa que no conocía de nada, pero que me pareció interesante, así que me decidí a llevar mi currículum.

Lo remití por correo ordinario, creo recordar, y a los pocos días recibí una llamada inesperada, les había gustado.. pero nunca pensé que me cogieran, porque el puesto era para soporte técnico y me creía con muy pocos conocimientos, a pesar de tener mi FP de Informática y una experiencia de 2 años como desarrolladora de software en una pequeña empresa.

Realicé una pequeña prueba, que a mi entender resultó malísima, pero para mi sorpresa me volvieron a llamar.. y aquí llevo desde esa fecha… en un principio fuí contratada para el departamento de soporte técnico, donde permanecí unos 5/6 meses, luego pasé al departamento comercial donde estuve hasta principios del pasado año, es decir, unos 8 años.

Durante estos 8 años, además de vender programas (muy buenos, por cierto :)), comencé a centrarme en llevar las bases de datos para el seguimiento de los clientes, luego pasé a gestionar y hacer cumplir las normas de identidad gráfica de la empresa (siempre con las instrucciones del técnico de marketing..) en todas las comunicaciones externas de la empresa, y finalmente el año pasado se me encomendó la misión de poner en marcha el CRM, las comunicaciones externas con nuestros contactos, como boletines, casos de éxito, mantenimiento de las webs, y a continuación las redes sociales, Facebook, Linkedin, Twitter…

Pero mi gran salto a las redes sociales, se producía justo después de un curso realizado hace unos meses, donde me enamoré perdidamente de Twitter y aquí estoy ahora, escribiendo un blog, con el fin de  transmitir mis conocimientos y vivencias del 2.0 y más, a mis seguidores.. que por cierto.. hoy han superado los 100!

Categorías:Uncategorized Etiquetas: